Palabras de poetas o escritores, de sabios o estudiosos, de famosos o desconocidos, palabras de hace mil años, de ahora y de siempre - palabras eternamente válidas.



Palabras que leí o escuché y que en algún momento me sirvieron de consuelo, de explicación o justificación de algún suceso que me (pre)ocupaba o me entristecía, palabras de donde sacar fuerzas en la desesperación o, simplemente, palabras que me hicieron sonreir.

Photobucket

¿Por qué Dios hizo a los amigos?

En su sabiduría, Dios hizo un amigo...
alguien en quien podemos confiar,
un ser leal, comprensivo y que siempre
a nuestro lado estará.

Él pensó que necesitaríamos a alguien
que nada nos exija, que no espere
que seamos mejores ni peores, sino
tal como somos... y nos quiera así...
alguien que comprenda nuestras
contradicciones sin juzgarnos mal.

En suma, Dios hizo un amigo para reir
y llorar con él, y para desahogar
nuestros sentimientos más íntimos.
Dios hizo un amigo alguien con quien
podemos ser lo que somos sin fingir...

1 comentario:

Leopoldo Espinosa dijo...

Primero que nada, felicidades por tu blog, que bellas palabras sin tiempo. LLegué a tu blog buscando una cita que vi recientemente en el ciberespacio, "Dios inventó a los amigos para pedirnos perdón por la familia donde nos puso." No la encontré; pero me encontré con este poema, sin tiempo. Gracias por compartirlo, LE

Diciembre 24, 2014