Palabras de poetas o escritores, de sabios o estudiosos, de famosos o desconocidos, palabras de hace mil años, de ahora y de siempre - palabras eternamente válidas.



Palabras que leí o escuché y que en algún momento me sirvieron de consuelo, de explicación o justificación de algún suceso que me (pre)ocupaba o me entristecía, palabras de donde sacar fuerzas en la desesperación o, simplemente, palabras que me hicieron sonreir.

Photobucket

Rosas con espinas

Die Freude und der Schmerz,
die stritten um die Wette,
wer an das Menschenherz
das meiste Anrecht hätte.
Da trat die Liebe hinzu
und sprach: O laßt das Streiten!
Mein ist das Menschenherz,
ihr sollt es nur begleiten.

La alegría y el dolor
estaban discutiendo
sobre quién tenía más derecho
sobre el corazón del hombre.
Entonces se les unió el amor
y dijo: ¡Dejad de discutir!
El corazón del hombre
me pertenece a mí;
vosotros sólo debéis acompañarlo.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Der beste Mensch wird manchmal zornig,
kein Liebespaar kann immer kosen.
Die schönsten Rosen selbst sind dornig
doch schlimm sind Dornen ohne Rosen.

Incluso la mejor persona se enfada a veces,
ninguna pareja de enamorados está siempre haciéndose mimos.
Incluso las más hermosas rosas tienen espinas;
malo son las espinas sin rosas.

Cosas del amor

Tú no me buscarías, si ya no me hubieses encontrado; pero para que nunca me pierdas, continúa siempre buscándome. (Pascal)

Lo importante no es tanto apagar la sed, porque ella siempre volverá: lo esencial es poseer una fuente.

En la medida que el amor crece en una persona, también aumenta su belleza, porque el amor es la belleza del espíritu.

Compartir

Mit vielen teile deine Freuden,
mit allen Munterkeit und Scherz,
mit Auserwählten deine Leiden,
mit wenig Edlen nur dein Herz.


Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Con muchos comparte tus felicidad,
con todos alegría de vivir y bromas,
con elegidos tus penas,
con sólo unos pocos nobles tu corazón.

Confianza y fe

Wenn jemand schlecht von deinem Freunde spricht,
und scheint er noch so ehrlich, glaub ihm nicht.
Spricht alle Welt von deinem Freunde schlecht,
mißtrau der Welt und gib dem Freunde recht.
Nur wer so standhaft seine Freunde liebt,
ist wert, daß ihm der Himmel Freunde gibt.
Ein Freundesherz ist ein so seltener Schatz,
die ganze Welt ist dafür nicht Ersatz.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Si alguien habla mal de tu amigo,
por más sincero que parezca, no le creas.
Si todo el mundo habla mal de tu amigo,
desconfía del mundo y dale la razón a tu amigo.
Sólo quien quiere tan imperturbablemente a sus amigos,
merece que el cielo le regale amigos.
El corazón de un amigo es un tesoro tan escaso
que ni el mundo entero puede sustituirlo.

Una rosa blanca



Cultivo una rosa blanca
en junio como enero
para el amigo sincero
que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo;
cultivo la rosa blanca.
(José Martí)

Silencios

Al final, no nos acordaremos tanto de las palabras de nuestros enemigos, sino de los silencios de nuestros amigos (Martin Luther King, Jr.)


Cuando la voz de un enemigo acusa, el silencio de un amigo condena.

Felicidad

Willst du glücklich sein im Leben,
trage bei zu anderer Glück;
denn die Freude, die wir geben,
kehrt ins eigene Herz zurück.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket
Si quieres ser feliz en la vida
contribuye a la felicidad de los demás;
pues la alegría que regalamos
regresa a nuestro propio corazón.

Perdonar

Cuando no nos gusta lo que ha hecho o dicho algún amigo, nos enfadamos y pensamos que con razón. Si nos pide disculpas, podemos aceptarlas o considerar que el daño es tan grande que no merece el perdón. También es posible que este amigo no se disculpe porque crea que la razón está de su lado...
[...] Damos a la razón tanta importancia que, por ella, somos capaces de perder a un amigo. Sin embargo, la razón no es más que una percepción subjetiva de hechos.
[...] La razón es frágil Y, sin embargo, por ella perdemos personas a las que queremos. No obstante, la experiencia enseña que las personas acaban olvidando el motivo de su discusión, su razón, pero en cambio, sí de acuerdan de que perdieron a un amigo.
Para evitar estas situaciones, conviene tratar de ver los argumentos de la otra persona desde su punto de vista. Así entenderemos por qué dijo o hizo aquello que nos molestó y podremos perdonar, independientemente de que nos lo pidan o no. Incluso podemos seguir en desacuerdo con lo que hizo y perdonar igual.
Porque... ¿Qué es más importante para nosotros: mantener la razón por encima de nuestros sentimientos hacia esa persona o conservar su amistad?
(Marta Schröder, Revista Mente Sana)