Palabras de poetas o escritores, de sabios o estudiosos, de famosos o desconocidos, palabras de hace mil años, de ahora y de siempre - palabras eternamente válidas.



Palabras que leí o escuché y que en algún momento me sirvieron de consuelo, de explicación o justificación de algún suceso que me (pre)ocupaba o me entristecía, palabras de donde sacar fuerzas en la desesperación o, simplemente, palabras que me hicieron sonreir.

Photobucket

Cosas del amor

Tú no me buscarías, si ya no me hubieses encontrado; pero para que nunca me pierdas, continúa siempre buscándome. (Pascal)

Lo importante no es tanto apagar la sed, porque ella siempre volverá: lo esencial es poseer una fuente.

En la medida que el amor crece en una persona, también aumenta su belleza, porque el amor es la belleza del espíritu.

No hay comentarios: