Palabras de poetas o escritores, de sabios o estudiosos, de famosos o desconocidos, palabras de hace mil años, de ahora y de siempre - palabras eternamente válidas.



Palabras que leí o escuché y que en algún momento me sirvieron de consuelo, de explicación o justificación de algún suceso que me (pre)ocupaba o me entristecía, palabras de donde sacar fuerzas en la desesperación o, simplemente, palabras que me hicieron sonreir.

Photobucket

Vencer el orgullo

Demasiadas veces dejamos que el orgullo tiña de rencor nuestras relaciones y nos aleje de las personas a las que queremos. Cargarnos de razón nos dificulta el paso y nos deja a solas con nuestros motivos. En cambio, dar el brazo a torcer es el gesto más necesario y valiente si queremos llenar de paz nuestro corazón y mantenernos cerca de aquellos que nos importan.

Actúa siempre desde el amor. No importa si tienes razón o no. Regala la razón a quien la necesite para vivir; tú vive buscando siempre lo que aporte paz a tu corazón.

(Maite Domènech, Revista Mente Sana)

Huellas

Cada encuentro que conmueve nuestra alma, deja en nosotros una huella que nunca desaparecerá del todo.

Quiero

Quiero que me oigas - sin juzgarme.

Quiero que opines - sin aconsejarme.

Quiero que confíes en mí - sin exigirme.

Quiero que me ayudes - sin intentar decidir por mí.

Quiero que me cuides - sin anularme.

Quiero que me mires - sin proyectar tus cosas en mí.

Quiero que me abraces - sin asfixiarme.

Quiero que me animes - sin empujarme.

Quiero que me sostengas - sin hacerte cargo de mí.

Quiero que me protejas - sin mentiras.

Quiero que te acerques - sin invadirme.

Quiero que conozcas las cosas mías que más te disgusten, que las aceptes y no pretendas cambiarlas.

Quiero que sepas que hoy,
hoy puedes contar conmigo
sin condiciones.

(Jorge Bucay)