Palabras de poetas o escritores, de sabios o estudiosos, de famosos o desconocidos, palabras de hace mil años, de ahora y de siempre - palabras eternamente válidas.



Palabras que leí o escuché y que en algún momento me sirvieron de consuelo, de explicación o justificación de algún suceso que me (pre)ocupaba o me entristecía, palabras de donde sacar fuerzas en la desesperación o, simplemente, palabras que me hicieron sonreir.

Photobucket

Los hijos

Vuestros hijos no son vuestros hijos, son los hijos de la vida.

Ellos vienen a través de vosotros pero no son de vosotros.

Podéis darle vuestro amor pero no vuestros pensamientos.

Podéis abrigar sus cuerpos pero no sus almas, porque sus almas viven en la mansión del mañana, que vosotros no podéis visitar ni en el mismo sueño.

Podéis procurar ser como ellos pero no procuréis hacerlos como vosotros, porque la vida no camina hacia atrás y no se detiene con los días pasados.

Nosotros somos los arcos de los cuales nuestros hijos son arrojados a la vida como flechas vivas.

1 comentario:

Rosa (Roseta6) dijo...

Bonita presentación Marifé.
Un abrazo.